Noticias

Nos sumergimos en la guerra encarnizada de Iron Harvest 1920+

Nos sumergimos en la guerra encarnizada de Iron Harvest 1920+

0 comments 📅17 septiembre 2020, 13:20

Tras unas semanas desde su lanzamiento toca compartir nuestras impresiones de Iron Harvest 1920+. Este título de estrategia en tiempo real ha sido desarrollado por el estudio KING Art y editado por Deep Silver y promete llegar para quedarse gracias a su jugabilidad táctica con una acción épica en una realidad alternativa en la que lo tradicional se choca con el progreso tecnológico.

Y es que en Iron Harvest nos encontramos en una Europa en la que la Gran Guerra, la Primera Guerra Mundial no finaliza del todo, sino que prosigue y lo hace alimentada con el progreso y uso de tecnología armamentística de lo más brutal. Sí, como ya habréis visto, en Iron Harvest no va la cosa solo de la infantería clásica, sino del uso de poderosas y monstruosas maquinas de acero y combustible con las que devastar el campo de batalla.

Como es habitual nosotros nos vamos a centrar en el apartado multijugador, pero hay que decir que el juego incluye una extensa campaña de un solo jugador para cada una de las facciones. Bueno, mentira, por que justo esta semana han introducido la opción de juego cooperativo en la última actualización.

El guion de la historia quizás no sea el más sólido del mundo, pero sirve para introducirnos en este universo alternativo. Empezaremos con la facción de Polania poniéndonos en la piel de una joven heroína que pasará de cazar en el bosque junto a su hermano y su mascota oso, a verse sumergida en el terror del conflicto. Allí destacará como una líder nata y la gran inspiración para los luchadores que intentan hacer frente a la agresión Rusoviética.

Cada misión servirá para ir dominando nuevos aspectos del juego. Y es que aunque al principio parece sencillo, pronto os daréis cuenta que la microgestión de las unidades es esencial. Aquí es donde está todo el meollo del juego, como ya iremos viendo, ya que lo que es la gestión de las “bases” y recursos se intenta automatizar al máximo.

Iron Harvest es un título que nos recordará mucho a clásicos como Company of Heroes o los Warhammer 40.000: Dawn of War. Nos emplaza en campos de batalla donde contaremos con unos héroes y luego diferentes tipos de unidades entre infantería y mecanizadas (tanques y mechas), así como piezas de artillería o ametralladoras pesadas móviles. Y por supuesto, un entorno que se convertirá en protagonista en sí mismo, ofreciendo todo tipo de oportunidades de cobertura, bloqueos y emboscadas mortales. Por lo general, las batallas consistirán en capturar puntos de recursos con los que obtener suministros para poder reclutar nuevas tropas, mejorar edificaciones y así poder acabar con el enemigo.

Cuando hablamos de infantería hay que decir que contamos con diferentes tipos: fusileros, granaderos, lanzallamas, ametralladoras, armamento pesado, ingenieros, asalto pesado con exotrajes… Lo más notable es que podremos cambiar la naturaleza de cada unidad al recoger equipo de otra que hayamos matado o bien de cajas de recursos. Podemos empezar con unos débiles fusileros que en un momento dado puedan mejorar a lanzallamas con los que abrasar a fuerzas superiores.

Los ingenieros merecen mención especial, puesto que son la única unidad capaz de construir edificios, como los barracones o los talleres. Estos son imprescindibles para poder acceder a más y mejores unidades. No solo eso, pueden construir puestos de avanzada, para dominar puntos estratégicos, así como colocar minas móviles, o construir sacos de arena y alambradas con las que dificultar el avance de la infantería enemiga. Evidentemente, también podremos usarlos para reparar vehículos. Algo que, como descubriréis, será esencial para haceros con la victoria.

Y aquí vamos al punto más destacable de Iron Harvest: Los Mechas. El juego ofrece una gran variedad de construcciones mecánicas, que van desde bípedos ligeros, como el Smialy Poliano, o monstruosas plataformas de artillería como el rusoviético Gulay-Gorod. Cada mecha tiene sus propias características y puntos fuertes/débiles. Saber controlarlos bien supondrá la diferencia entre la victoria y la derrota. Por que no os vamos a engañar, al final, por mucha infantería que tengamos, en Iron Harvest las batallas siempre se van a decidir por quien tenga los Mechas más poderosos. O casi siempre, por que no se puede olvidar que solo la infantería puede capturar puntos. Y que los Mechas, cuanto más poderosos, más desesperadamente lentos.

Con todo este coctel terminamos teniendo una experiencia de juego muy exigente para los amantes de la estrategia en tiempo real. ¿Por qué? Ya hemos dicho que lo concerniente a las bases y recursos era bastante automatizado, simplificado podría decirse. Eso es así por que la clave del éxito está en saber gestionar a la perfección y constantemente a cada unidad. Colocarlas en el emplazamiento correcto, buscando coberturas, evitando ser flanqueados, o buscando flanquear al enemigo (todos los mechas suelen ser más vulnerables por detrás). También sabiendo cuando cambiar de equipamiento para la infantería, usar una habilidad especial o incluso, ordenando retirada.

Esto último es esencial para intentar mantener con vida a la unidad y que pueda recuperarse en la base. ¿Por qué es tan importante? Por que durante el combate todas las unidades ganan experiencia y suben de nivel, haciéndose más fuertes. Es imprescindible conseguir que tus fuerzas sean lo más experimentadas posibles, sobre todo teniendo en cuenta que en Iron Harvest es número de tropas que manejaremos es limitado.

A parte del modo campaña, que ahora también se puede disfrutar cooperativamente, tendremos misiones especiales y el modo multijugador propiamente dicho. Por ahora permite enfrentamientos 1 vs 1, 2 vs 2 y 3 vs 3. En general la experiencia de juego es bastante lograda y uno realmente disfruta o sufre con las carnicerías que se montan. El problema es que el sistema de coberturas no termina de funcionar muy bien, ya que la infantería tiende a correr directamente hacia el enemigo en vez de buscar coberturas lógicas.

No solo eso, el gran foco sobre los Mechas es una espada de doble filo, ya que en términos de jugabilidad también presentan problemas. Por que sí, podemos tener un mecha gigantesco que destruya todo a su paso (casas incluidas), pero que tarde diez minutos en llegar a su destino, cuando ya la acción se ha movido a otro sitio. Al final podemos encontrarnos con situaciones en los que ya no se trata tanto de estrategia sino solo en ver quien tiene el pedazo de metal con patas más grande.

Con todo, Iron Harvest 1920+ consigue ofrecer buenas vibraciones, sí, a pesar de que tras su lanzamiento aún parece falto de algunos contenidos. Pero parece ser que KING Art se ha puesto las pilas y ya ha compartido una extensa hoja de ruta de nuevos contenidos. Justo han introducido el modo de campaña cooperativo y un nuevo mapa multijugador. Si son capaces de mantener el flujo de nuevos contenidos, va a haber guerra de sobra. No hay más que ver que todavía quedan muchas grandes facciones por ser incluidas en el juego, como el Shogunato o los nórdicos. ¡Si os animáis a saltar a las trincheras, os esperamos con nuestro mecha favorito listo para el combate!

 

 

Share this article:
Almogaver
Almogaver Fundador de Go Multiplayer

Fundador de Go Multiplayer. Editor-Escritor-Community Manager-ComodíndeMilFacetas de la comunicación. Disfrutando de la pasión de los juegos multijugador y masivos online.

No Comments

No Comments Yet!

You can be first one to write a comment