Noticias

Nos sumergimos en la Segunda Guerra Mundial más tensa con Day of Infamy

Nos sumergimos en la Segunda Guerra Mundial más tensa con Day of Infamy

0 comments 📅16 Mayo 2017, 13:45

Esta semana queremos compartir nuestras impresiones sobre Day of Infamy, otro ejemplo de lo bueno que puede dar de sí un buen mod de otro juego. Para los que no lo sepan, Day of Infamy nació primeramente como un MOD de Insurgency, título desarrollado también por New World Interactive. Su éxito fue tal que los desarrolladores se decidieron a lanzarlo de forma independiente y desde hace un mes en Steam se puede “disfrutar” con la Segunda Guerra Mundial de una forma más cruenta de la que nos tienen acostumbrados otros referentes del género bélico.

Estamos ante un título que busca sobre todo dar realismo y sumergir al jugador en la cruda y dura guerra. Olvidaros de tener acción frenética de ir corriendo por el mapa como locos pegando tiros a diestro y siniestro. A ver, poder hacerlo podéis intentarlo. Es solo que no duraréis ni un segundo vivos. Si en algo destaca Day of Infamy es que fomenta completamente el apartado táctico. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cada movimiento que hagamos o acción que realicemos debe ser meditada y coordinada con los compañeros si queremos tener éxito.

¿Cómo se consigue esto? Primero ofreciendo unas físicas y sistema de daños muy reales. Una bala, aunque sea del calibre más pequeño, disparada en el momento justo y en el lugar adecuado puede matar igual de rápido que una bomba de 30kg sobre vuestras cabezas. Ergo, lo de ir corriendo sin ton ni son no es buena idea. Por otro lado hay que recordaros que aquí no hay Minimapa, por lo que ver la situación del campo de batalla, objetivos y movimientos requiere darle al Mapa, perdiendo tiempo y quedando expuestos. Pero claro, en la Segunda Guerra Mundial los soldados tampoco iban con un visor mostrando el mapa.

Segundo, exigiendo la coordinación entre jugadores para muchas acciones. Por ejemplo, si queremos solicitar un bombardeo precisaremos que el jugador que actúa como comandante y el que está en el papel de operador de radio se sincronicen para poder llevarlo a cabo. No solo eso, sino que cada clase tiene su función y es necesaria para sacar provecho al máximo a las condiciones del entorno y del curso de los combates. Los ingenieros pueden permitirnos abrir una brecha en las fortificaciones enemigas con las que avanzar por rutas adicionales con las que poder flanquear al enemigo, todo ello mientras el apoyo pesado nos da fuego de cobertura y los lanzallamas nos abren paso por los espacios cerrados para acabar con cualquier emboscada traicionera.

Tercero está el tema de los refuerzos con los que poder reaparecer cuando nos maten. Estos son muy limitados y el sistema elegido para poder ampliarlos está basado en la captura de objetivos y en matar enemigos. Si no conseguimos completar/capturar los objetivos o matar suficientes enemigos descubriremos que la partida se nos acaba antes de lo que esperábamos por no poder reaparecer más. También está el tema de que para poder reaparecer antes en muchas ocasiones se requiere que un compañero del equipo que siga vivo vaya hasta un punto determinado del mapa. Si no lo hace, apareceremos pero tendremos que esperar más tiempo, lo cual puede suponer la diferencia entre una victoria o una derrota.

Para ponerlo a prueba nos ofrecen inicialmente diez mapas en los que combatir, aunque cada semana surgen nuevos por parte de la comunidad de fans a través de Steam Workshop. De hecho, ya hay un nuevo mod que traslada el teatro de operaciones a la Guerra de Vietnam. En cuanto a modos de juegos nos ofrecen también un total de diez, tres cooperativos y siete competitivos. La diferencia entre unos y otros radica entre jugar solo contra la IA o entre jugadores y ya bien la condición necesaria para que puedan reaparecer refuerzos o el tipo de objetivos de cada mapa.

En cuanto al apartado gráfico, si bien resulta y cumple la labor, no es equiparable al de otros títulos lanzados en el último año. Tampoco es que sea algo prioritario, puesto que quien vaya a jugar a Day of Infamy debería hacerlo por la jugabilidad que ofrece, más que por ponerse mijita con el nivel de las texturas o de los efectos. Que ojo, no están nada mal, lo único es que no es su punto más destacable.

Otro tema está la promesa de partidas con 100 jugadores con la que quisieron dar a conocer el lanzamiento oficial del juego. Por el momento lo normal es ver enfrentamientos de equipos de 32 vs 32 como máximo. Por lo que lo de los cien jugadores es un mito por ahora. También hay que tener en cuenta que todavía no hay mucha gente jugando, apenas hace un mes de su lanzamiento y es desconocido por mucha gente aún.

Day of Infamy es una buena elección para aquellos que os encante la Segunda Guerra Mundial y busquéis un shooter cooperativo y competitivo con el que jugar con amigos en el que prime la jugabilidad táctica. Hacerlo solo puede provocar que vuestra experiencia no sea la mejor del mundo y os aburráis de morir al instante. Pero si aprendéis a coordinaros con vuestros compañeros descubriréis que podéis echar un montón de horas muy divertidas sintiendo en vuestros poros toda la tensión de la guerra más dura. ¡Nos vemos en las trincheras!

 

 

Share this article:
Almogaver
Almogaver Fundador de Go Multiplayer

Fundador de Go Multiplayer. Editor-Escritor-Community Manager-ComodíndeMilFacetas de la comunicación. Disfrutando de la pasión de los juegos multijugador y masivos online.

No Comments

No Comments Yet!

You can be first one to write a comment