AcciónArtículosBélicoCiencia FicciónNoticiasPCPlayStation 4PlayStation 5ShooterVideosXBOX OneXbox Series SXbox Series X

Ponemos a prueba la jugabilidad multijugador y del modo zombis de Call of Duty: Black Ops Cold War

Hace poco más de una semana del lanzamiento de Call of Duty: Black Ops Cold War y hoy os traemos nuestras impresiones de esta nueva entrega de la longeva serie de acción en primera persona. Ojo, como es habitual, vamos a dejar de lado la campaña de un solo jugador, para centrarnos en el apartado multijugador “normal” y el modo Zombis.

En Black Ops Cold War Treyarch ha querido tirar de nostalgia retomando una de las series que más éxito han tenido en la franquicia, Black Ops. Para ello ha rediseñado un apartado multijugador y Zombis que intenta volver al “pasado”, alejándose un poco del camino que ha seguido con los más recientes Modern Warfare y la versión battle royale de Warzone.

Veamos entonces qué tiene que ofrecer Black Ops Cold War.

Multijugador

Bueno, lo primero que hay que decir, y no resultará una sorpresa es, que estamos ante un Call of Duty. Es decir, la enésima repetición de una fórmula de éxito, pero ahora con el toque de nostalgia de querer recuperar lo mismo que se ofrecía hace años sin ofrecer nada realmente innovador y rompedor. Lo cual no tiene por que ser ni bueno ni malo, que nadie se ofenda.

Jugando vais a sentir inmediatamente la sensación de estar en un tiroteo frenético, en el que la acción llega de forma inmediata, algunas veces demasiado. Lo haréis personalizando vuestro armamento con infinidad de opciones, ya sea con complementos o bien con diferentes aspectos y elementos decorativos. Como vale más una imagen que mil palabras, os dejamos con un breve vídeo de jugabilidad de una de nuestras primeras partidas en el modo Dominación.

La cosa es que como veréis, al menos en el lanzamiento, la propuesta sale con menos contenidos, en lo que a mapas se refiere. Al menos en comparación con el anterior Black Ops, lo cual ofrece una jugabilidad mucho más limitada. Sí, es cierto que Activision ya ha confirmado que va a proporcionar contenidos adicionales a lo largo del tiempo, pero resulta llamativo que se haya optado por este camino.

A estas alturas sobra casi explicarle a alguien como es la jugabilidad multijugador de un Call of Duty. Lo que si podemos hacer es trasladar la sensación de que, aunque hay variedad en el armamento, notamos que hay ciertas armas predilectas. Sí, como podéis imaginar, los rifles de francotirador son los reyes. De un solo tiro estás muerto. Lo que por un lado puede ser muy gratificante, pero por el otro muy frustrante. Según del lado del arma que se esté. No voy a comparar la experiencia de disparar con un rifle de precisión con otros títulos como Squad o Arma, ya que está fuera de lugar, pero, aunque Call of Duty es mil veces más “arcade” puede que se hayan pasado un poco.

Modos de juego y mapas

Como ya hemos dicho, Black Ops Cold War cuenta con muchos menos mapas que otros antecesores, pero encontramos algunas novedades y ausencias en cuanto a los modos de juego. En el momento de lanzamiento parece ser que los modos estrellas son los llamados ‘Armas Combinadas’. Ya sea en el modo Asalto o en Dominación, se enfrentan dos equipos de doce jugadores cada uno y es donde encontramos más dinamismo, en especial en Asalto.

Mientras que en Dominación tenemos el clásico controlar la zona, en Asalto tendremos una zona variable que ambos equipos deberán controlar. Según el equipo que se haga con ella se avanzará en una dirección u otra del mapa. Pero ojo, esto no implica acceder a nuevas partes del mapa y tener objetivos adicionales como podríamos estar acostumbrados. Es tan solo un tira y afloja pero que resulta bastante entretenido.

Por el momento, solo hay disponibles tres mapas grandes: Armada, Crossroads y Cartel. Siendo el primero el más sobre saliente y espectacular. Deberemos combatir en alta mar entre varios buques pudiendo controlar desde motos acuáticas a lanchas artilladas, así como cruzar de un navío a otro usando tirolinas. En Crossroads podremos hacer uso también de tanques por lo que la acción alcanza un nivel que nos acerca más a la sensación de un enfrentamiento bélico a mayor escala. Mientras que en Cartel tendremos una acción más directa, al ser un mapa más pequeño y plagado de edificios con los que es más fácil flanquear y tener encuentros cercanos.

Por supuesto tenemos muchos más modos, como el de VIP Escort, que salvo que juguéis con amigos de forma coordinada, es difícil que termine exitosamente. Luego está la gran novedad de Firetime: Dirty Bomb, en la que encontramos mecánicas sacadas de Warzone con un campo de batalla muy grande en el que diez equipos de cuatro jugadores deben competir por quedar los primeros en el ranking depositando elementos radioactivos en diferentes localizaciones con bombas sucias para detonarlas. El resultado final es que, sin coordinación, termina siendo muy caótico.

En total tenemos ocho mapas, nueve si contamos el que justo sale esta semana (Nuketown 84), que por lo general se han simplificado bastante, aunque son disfrutables. Hay muchas opciones para maniobrar, flanquear y dar opciones a los diferentes estilos de juego. Quizás su mayor problema es que muchas veces podemos pasar justo al lado de un enemigo y no ser capaces de verlo. De ahí a que más de una vez nos maten por la espalda sin saber cómo o bien que tengamos que apuntar a nombres más que a cuerpos.

En cuanto a la ambientación, no está mal, los disparos y explosiones están logrados, y podemos escuchar perfectamente los pasos de un enemigo que se acerca corriendo por detrás, pero no está al nivel de la inmersión de otros títulos, incluyendo de la franquicia. Por ejemplo, Call of Duty: WWII es uno de los más sobresalientes en ese aspecto.

Progresión

Como ya estamos acostumbrados, según subamos de rango podremos desbloquear nuevas armas, mejoras, habilidades, comodines para ir personalizando al máximo nuestro arquetipo y armamento. Lo mejor en este sentido es que por fin se comparte los progresos entre el modo multijugador normal y el de zombis. De hecho, por primera vez, en el modo zombis podremos iniciar la partida con un arquetipo seleccionado y armamento en condiciones. Se acabó de lo empezar con solo una pistola y un cuchillo. Y ya que hablamos de esto…

El modo zombis

Nos encontramos ante una enésima versión de la fórmula que tanto éxito ha tenido en el pasado, pero con su propio toque para simplificar y “paquetizar” más la experiencia. Como en otras ocasiones, podremos jugar junto a otros tres amigos, desconocidos o Bots de la IA. En el lanzamiento solo hay disponible un mapa, Die Machine, que es una reformulación del clásico mapa Nach Der Untoten que tanto nos hizo disfrutar y sudar en el genial Call of Duty: World at War. Podéis ver parte de nuestra “primera vez” a continuación.

Como podéis ver se ha simplificado bastante la experiencia y se ha hecho mucho más arcade, pero el resultado, aunque a veces demasiado caótico, es bastante entretenido. Podemos optar por jugar una versión ilimitada, o bien otra limitada a 20 turnos para ver qué jugador consigue más puntos.

Al empezar ya con equipamiento en condiciones, el tema de conseguir armas nuevas básicas se hace menos urgente. Como es habitual, la cosa trata de acabar con las oleadas de zombis mientras desbloqueáis nuevas partes del mapa, que es enorme, y vais activando dispositivos y elementos de la historia. Aunque en este apartado la verdad es que entre tanto zombi y tiroteo se hace difícil aclararse de lo que se dice y pasa.

Podréis mejorar las armas, vuestro equipamiento, bebidas que os dopen o usar artefactos especiales, según vuestra clase. La gran novedad es que a partir de la ronda 10 podréis solicitar la evacuación para huir y quedaros con las bonificaciones que hayáis conseguido. Si decidís seguir, mayor será la recompensa. Tranquilos, cada cinco rondas volveréis a tener una oportunidad. Pero cuidado, cuando se solicita la evacuación a los zombis no les suele hacer gracia y se ponen más obtusos por mataros. Y sí, si os matan, adiós a las bonificaciones que hayáis conseguido.

Por el momento no hay más mapas de zombis, aunque como hemos dicho más arriba, Activision ya ha anunciado que va a ofrecer nuevos contenidos, incluyendo mapas del modo zombi gratis, en los próximos meses. Además, si queréis variar tenéis el añadido del modo Dead Ops Arcade para echar el rato, pero bien es cierto que tras jugar una o dos veces no termina de enganchar como para querer seguir.

Terminando

Call of Duty: Black Ops Cold War intenta repetir sin reinventar mucho la fórmula que tan bien ha funcionado consiguiendo más de lo mismo. Los amantes de Call of Duty y los que busquéis quemar el estrés sin tener que invertir mucho tiempo os encantará, mientras que los más puristas de la simulación bélica les sabrá a poco. La falta de contenidos y mapas es un hándicap, por lo que habrá que prestar atención a la hoja de ruta de nuevos contenidos durante el primer año tras el lanzamiento. Aunque a buen seguro la gente de Treyarch y sus otros estudios hermanos llevan ya tiempo trabajando en un montón de cosas. Mientras tanto, os esperamos en los campos de batalla de la Guerra Fría.

 

 

 

0 0 votos
Article Rating
Almogaver
Fundador de Go Multiplayer. Editor-Escritor-Community Manager-ComodíndeMilFacetas de la comunicación. Disfrutando de la pasión de los juegos multijugador y masivos online.
Or
Suscribirse
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

You may also like