Noticias

Rocket League combina fútbol y coches de la forma más adictiva

Rocket League combina fútbol y coches de la forma más adictiva

0 comments 📅27 junio 2016, 12:24

Con motivo del lanzamiento al mercado de la edición de coleccionista de Rocket League, hemos querido aprovechar la ocasión para analizar más a fondo el juego y contaros nuestras impresiones. Rocket League es el sucesor espiritual de Supersonic Acrobatic Rocket-Powered Battle Cars. Desarrollado por Psyonix, parte de una idea muy sencilla que ha resultado ser espectacularmente adictiva: unir fútbol con coches y acrobacias locas. Actualmente, está disponible para PC, PlayStation 4 y Xbox One, siendo el primer juego en ofrecer juego cruzado entre todas las plataformas en las que está disponible.

¿QUÉ ES ROCKET LEAGUE?

Rocket League es un juego aparentemente sencillo, que mezcla una idea alocada pero que ha resultado ser espectacularmente adictiva: jugar a fútbol utilizando coches. Aunque a primera vista la idea pueda parecer aburrida de jugar, con los primeros partidos los jugadores se darán cuenta de lo contrario. Cada partida destaca por tener un ritmo frenético, que obliga a los jugadores a estar en constante movimiento, vigilando los movimientos del rival e intentando predecir su siguiente paso para poder interceptar el balón, conseguir intentar marcar un gol y ponerse por delante en el marcador.

Aún tras varias partidas jugadas, Rocket League es un juego fácil de jugar pero difícil de dominar, especialmente en los primeros pasos en el modo competitivo, donde el componente estratégico comienza a hacer acto de presencia. Los saltos y las acrobacias son una parte importante del juego, fundamental a medida que el nivel de habilidad de tus oponentes comienza a incrementarse en las partidas. El turbo es una funcionalidad muy importante que permitirá hacer mucho más que impulsarse por el campo para llegar antes al balón o darle más potencia al mismo. Con una barra de turbo llena, los jugadores podrán despegarse del suelo para comenzar a jugar en el aire, interceptando la trayectoria del balón o marcando goles increíbles sin tocar el suelo. Y es que Rocket League se juega tanto en el suelo como en el aire.

COCHES E INFINITAS PERSONALIZACIONES

Si algo caracteriza a Rocket League es su variedad de coches y las infinitas opciones de personalización que tiene cada uno. Cada coche tiene varias características que pueden ser modificadas:

  • Calcomanias, cada coche con su estilo propio; pintura, donde podemos modificar el color principal del coche y el color secundario de la calcomanía, así como seleccionar el material del que está hecho; ruedas, pudiendo elegir entre una interesante selección.
  • Propulsores, que se activarán cada vez que utilicemos el turbo, dejando una estela diferente según el propulsor elegido.
  • Réplica o, mejor dicho, los sombreros o accesorios que podemos poner en la parte de arriba de nuestro vehículo.
  • Las antenas, que van desde pequeños tributos a otros juegos, hasta las banderas de cualquier país del mundo. Las opciones de personalización son increíbles y dan lugar a muchas e interesantes combinaciones, que incluso pueden conseguir sacar una sonrisa.

Hemos de aclarar que ningún coche tiene estadísticas personalizadas. Es decir, independientemente del coche que utilicemos, correremos a la misma velocidad que cualquier otro que se encuentre en el campo de juego. Lo único que cambia es el tamaño del coche y las opciones de personalización de las que dispone. A continuación os dejamos con un vídeo que hemos grabado, donde os mostramos los cuatro nuevos vehículos que trae consigo la edición de coleccionista, así como sus calcomanías y ruedas correspondientes.

DIFERENTES MODOS DE JUEGO

Rocket League cuenta con diferentes modos de juego. Uno de ellos, pensado para jugar en solitario, no destaca especialmente del resto: el modo temporada. En esta modalidad, los jugadores pueden crear y personalizar completamente una temporada, jugando con un equipo ya disponible o pudiendo crear el suyo propio. A lo largo de la temporada se enfrentaran contra la IA del juego en varios partidos para acabar alzándose como líderes de la temporada. La ventaja que tiene es que es sin duda un buen método para ir practicando en solitario nuestras habilidades. Una de las posibilidades que ofrece Rocket League es la de jugar en pantalla dividida con hasta cuatro personas que se encuentren en tu hogar. Además, aún en pantalla dividida se puede acceder a cualquier modo de juego, lo que asegura horas de diversión y risas constantes.

Sin lugar a dudas, el punto fuerte de Rocket League es el apartado multijugador, que dispone de varios tipos de juego:

  • Normal, que permite partidas 1vs1, 2vs2, 3vs3 y 4vs4.
  • Hockey, donde el balón se sustituye por un enorme disco de hockey.
  • Balon, donde las porterías son canastas y los jugadores tienen que aprovechar sus habilidades aéreas para encestar.
  • Rocket labs, donde los jugadores pueden jugar mapas aleatorios en desarrollo, para enviar sus impresiones a los desarrolladores y conseguir que esos mapas se conviertan en mapas oficiales.
  • Mutators, donde los jugadores pueden crear su propia partida y modificar absolutamente todo, como el tamaño del balón, la duración del turbo, etc.
  • Competitivo, quizás el modo más jugado y que ha ido perfeccionando el sistema de clasificación.

CONTENIDO EN CONSTANTE DESARROLLO

Un gran punto a favor de Rocket League es su continuo desarrollo de nuevo contenido, que incita a seguir jugando. En sus primeros días, el nuevo contenido se basaba en el añadido de nuevas antenas, propulsores o réplicas. Con el paso del tiempo y gracias a las sugerencias de los jugadores, comenzaron a aparecer nuevos modos de juego, como por ejemplo, los mutators, donde cada partida es diferente a la anterior en lo que a características del balón, turbo, etcétera, se refiere.

Parte del contenido que se añade viene en forma de contenido descargable, que hasta el momento siempre ha añadido nuevos coches con sus respectivas calcomanías y ruedas. En estos contenidos también pueden incluirse mapas que entran en la rotación del juego y que se pueden disfrutar de forma totalmente gratuita. No solo eso, a parte de los mapas y los modos de juego, también se pueden incluir objetos que solo aportan un mero aspecto visual, pero que se han de conseguir jugando. Lo último que el equipo de Psyonix ha añadido a Rocket League es la posibilidad de transformar una cierta cantidad de nuestros objetos duplicados para conseguir otros totalmente nuevo y especiales, entre los que se incluyen calcomanias especiales, réplicas únicas, etc.

252950_screenshots_20160625144934_1

CONCLUSIÓN

Rocket League es un juego sencillo, apto para todos los públicos de cualquier rango de edad y que no requiere que te guste el fútbol para que te enganche desde el minuto uno. La mezcla de coches y fútbol ha creado un juego que ha sorprendido a todos, que ha ganado infinidad de premios y que poco a poco va aumentado su número de jugadores, aumentando su presencia en el mundo competitivo de los deportes electrónicos. De Rocket League nos ha encantado su facilidad para jugar, las posibilidades de personalizar nuestro vehículo y como el equipo de desarrollo se vuelca con la comunidad. Lo que menos nos ha gustado son los problemas puntuales con la cámara, especialmente si nos encontramos cerca de una pared.

Si quieres saber más sobre Rocket League, visita la página web oficial.

No Comments

No Comments Yet!

You can be first one to write a comment