Noticias

Spellbreak, la magia hecha Battle Royale

Spellbreak, la magia hecha Battle Royale

0 comments 📅23 octubre 2020, 19:05

Hace unas semanas que la magia hizo acto de presencia en los Battle Royale con Spellbreak, un título de Proletariat que ha estado en boca de muchos desde que se dejó ver por primera vez años atras. Si bien la información que nos daban era con cuentagotas, Spellbreak ya se encuentra disponible de manera gratuita para todo el mundo y desde GoMultiplayer hemos querido probar au jugabilidad y analizarlo para todos vosotros.

CONTROLA LA MAGIA

La magia es el principal atractivo de Spellbreak, lo que le hace único y distinto. Los jugadores son rompepactos, humanos capaces de controlar todo el poder puro de la magia de sus guanteletes sin ningún tipo de limite alguno. En la actualidad, Spellbreak cuenta con distintos tipos de magias, que son las siguientes:

  • Hijo de la escarcha
  • Piromante
  • Conducto
  • Petromorfo
  • Tempestad
  • Toxicólogo

Cada una de estas clases o magias cuenta con un ataque principal y una habilidad en función de la magia escogida.

El jugador, antes de cada partida, deberá de escoger un guante principal. Es decir, el tipo de magia que usará siempre durante el resto de esa partida. Así pues, si escogemos el camino del piromante, hasta la finalización de dicha partida tendremos siempre disponible las habilidades del piromante. Sin embargo, durante la partida tendremos la oportunidad de encontrar guanteletes que nos otorguen otra magia distinta a la principal. Con esto tendremos dos tipos de magia con la que podremos realizar distintas combinaciones y crear poderosos ataques que consigan acabar con nuestros rivales en cuestión de segundos.

Manejar dos tipos de magia es importante. Es, de hecho, una mecanica esencial de Spellbreak. En función de la magia principal que seleccionemos al principio de la partida, si conocemos que otra magia tiene más sinergia con la seleccionada, uno de los objetivos de cara al comienzo de la partida seria intentar encontrar, con suerte, el guantelete secundario que nos sea más favorable con el principal, de cara a crear efectos devastadores.

A medida que vayamos jugando y sobreviviendo iremos consiguiendo más experiencia de manera pasiva, lo que nos otorgará niveles de la magia principal. Esto significa que cuanto más avanzada esté la partida, nuestro guante principal se volverá más poderoso y tendremos acceso a distintas bonificaciones que nos servirán a la hora de enfrentarnos a nuestros enemigos. A modo de ejemplo, la primera mejora de los hijos de la escarcha es la posibilidad de flotar en el aire cinco segundos mientras cargamos el disparo principal. A mayor mejora de vuestra magia principal, más posibilidades tendréis de alzaros con la victoria.

Cabe destacar que los jugadores, antes de iniciar la partida, podrán elegir distintos talentos en tres categorias: mente, cuerpo, espíritu. Estos talentos nos darán algunas bonificaciones extras de cara al combate, como por ejemplo, aumentar nuestra salud máxima. Los talentos se desbloquean a medida que jugamos con determinados guanteletes y alcanzamos un rango especifico. Eso si, solo tendremos disponibles un máximo de seis puntos de talentos. Y cada talento cuesta ciertos puntos, como la mejora de salud maxima, que cuesta tres puntos. Por lo tanto, si seleccionamos la mejora de salud máxima, gastaremos tres de los seis puntos disponibles en total, por lo que tendremos que escoger un talento de dos puntos y otro de uno o dos de un punto. Hay que elegir con cabeza y a ser posible, seleccionar talentos acorde al guantelete que usemos en la partida.

LUCHA EN LAS TIERRAS SOMBRIAS

La acción de Spellbreak se desarrolla en las Tierras Sombrías, un amplio mapa que cuenta con una gran cantidad de lugares a explorar. Si bien la gran mayoría del mapa está compuesto por una amplia zona boscosa, en el norte del mismo podemos encontrar una zona más bien desertica, que sin duda es una de nuestras favoritas y donde, a modo de curiosidad, conseguimos alzarnos con nuestra primera victoria.

El mapa está compuesto de cientos de fortalezas y estructuras destruidas, dejando claro al jugador que estamos en una zona de guerra casi constante. Y no es para menos: cuando se juntan varios rompepactos, el mapa acabará convirtiendose en un autentico territorio de guerra, con cientos de hechizos decorando el lugar. En esos momentos, cuando se juntan varios jugadores, el campo de batalla es una auténtica locura, donde podreis ver como las distintas habilidades de los jugadores permanecen durante segundos en el escenario y como las mismas reaccionan a vuestros hechizos y eso es algo que nos ha encantado.

Si bien antes hablabamos de que como rompepactos podemos acceder a dos magias durante la partida, una principal y otra que puede variar en función del guantelete que tengamos equipado en ese momento y que ambas pueden combinarse, todas las magias del juego interactuan entre si. Es decir, que si nuestro adversario tira una habilidad que tiene un tipo de sinergia con uno de nuestros guanteletes, podemos activar el combo. A modo de ejemplo, uno de nuestros rivales usó el guantelete tóxico para crear una bomba de humo toxica para hacernos daño por segundo y nosotros, de manera rapida, lanzamos la flecha de escarcha para hacer que dicha bomba se humo se congele y se convierta en una estructura solida, evitando así que al acercanos recibamos daño.

El entorno en el que luchamos es crucial a la hora de pelear. Si, por ejemplo, nuestras habilidades hacen daño de área, quizas sea más inteligente luchar en una zona cerrada para acabar antes con nuestro rival, pero si por el contrario, nuestras habilidades requieren punteria no seria una buena idea luchar en zonas estrechas o cerradas contra un rival que tenga un guantelete de toxicólogo, dado que podría ponernos en un serio aprieto. ¡Luchad con cabeza!

OBJETOS Y NUESTRA SUPERVIVENCIA

Seamos claros: si bien es poco probable que puedas ganar la partida únicamente haciendo uso de tu guantelete principal, lo mejor es no hacerte el héroe y ponerte en busca de un mejor equipamiento que te de más oportunidades de sobrevivir. Por todo el mapa los jugadores podrán encontrarios distintos tipos de objetos: desde pociones pequeñas de vida, hasta guanteletes de magia legendarios que nos harán muy poderosos.

En Spellbreak podremos equipar a nuestro personaje con los siguientes objetos:

  • Amuletos: sirven para aumentar el maná de nuestro personaje, lo que nos permitirá lanzar más hechizos antes de tener que recargar nuestro maná.
  • Cinturones: nos permiten comenzar a acumular armadura, lo que nos hará resistir varios impactos antes de empezar a perder salud.
  • Botas: aumentarán nuestra velocidad de movimiento tanto en combate, como fuera del mismo.
  • Guanteletes: en función del tipo de guantelete, obtendremos acceso a una magia u otra.
  • Runas: nos otorgaran una tercera habilidad que nos será de utilidad en el combate.
  • Pergaminos: mejorarán nuestros talentos de cuerpo, mente y espíritu, una mejora por pergamino.

A excepción de los pergaminos, cada uno de estos objetos tiene un grado de rareza, que son los siguientes: común, poco común, raro, épico y legendario. En función del nivel de rareza de nuestro objeto, mayor será la estadística que nos ofrezca. Por ejemplo, un amuleto común nos aumentará en 10 el maná máximo, mientras que el amuleto legendario lo hará en 50. La diferencia es más que notable, especialmente a la hora de combatir: el maná es clave, dado que cuanto más tengamos, más hechizos podremos lanzar antes de tener que recargar nuestro poder.

Los objetos se pueden encontrar de dos formas: alrededor del mapa de manera individual o dentro de cofres, que tienen distintos tamaños, desde cofres pequeños a cofres grandes. De manera aleatoria, estos cofres ofrecerán al jugador una cierta cantidades de objetos con los que ir progresando durante la batalla hasta encontrar objetos mejores. Ni que decir tiene que, cuando derrotemos a un enemigo, este soltará todo su equipo, momento en el que deberemos revisar sus objetos para equiparnos con todo lo que nos interese.

El riesgo tiene su recompensa. Repartidos por el mapa y señalados de manera clara podemos encontrar las cámaras de mana, cofres que tardan veinte segundos en abrirse para generar objetos legendarios de forma aleatoria. Estos cofres están rodeados de una especie de escudo que es claramente visible. Cuando se activa el cofre, este escudo comenzará a replegarse hasta dar forma al cofre, que terminará por abrirse y dejar caer su contenido. Sin embargo, hay que tener cuidado: todo el que se encuentre cerca podrá ver como el escudo comienza a replegarse y sabrá que alguien está activandolo. Por lo tanto, preparate para un combate y no te quedes quieto: lo último que quieres es ser un blanco fácil y dejar que tu adversario se quede con los objetos, ¿verdad?

EL TOQUE FRESCO DE SPELLBREAK

El género de los Battle Royale sigue en alza y cada día observamos como más y más juegos de la misma temática aparecen por doquier. En un mercado donde los jugadores disponen de cientos de opciones gratuitas, la clave para el triunfo es clara: destacar de tus principales competidores. Y esto es algo que Spellbreak ha conseguido hacer. Combinando la magia con el género Battle Royale, ha conseguido una mezcla que sin lugar a dudas, ha conseguido hacerlo destacar de entre los Battle Royale, aportando un toque diferente, distinto, a este género tan explotado. Ha logrado aportar de manera excelente ese toque refrescante que necesitan los Battle Royale para destacar.

En la actualidad Spellbreak se encuentra disponible de manera gratuita en la Epic Games Store para PC, en Nintendo Switch, PlayStation 4 y XBOX One. Si buscáis un Battle Royale distinto, donde queráis divertiros, donde podais explorar los cientos de combos que podréis realizar con las distintas magias y que os asegure cientos de horas de diversión, Spellbreak es el juego que estáis buscando.

Share this article:

No Comments

No Comments Yet!

You can be first one to write a comment